title.site title.site

Viernes, 21 de junio de 2024

Medio Ambiente

APNs y Seprona intensifican los controles sobre los vehículos a motor en el monte

Las afecciones al medio ambiente como la erosión del suelo, las molestias a la fauna protegida y las alteraciones a especies de flora, son constitutivas de infracciones administrativas

Imagen del último control realizado el pasado domingo.
Imagen del último control realizado el pasado domingo, 14 de mayo.GOBIERNO DE ARAGÓN

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, a través de los Agentes de Protección de la Naturaleza y el Seprona de la Guardia Civil, trabajan conjuntamente para evitar que los vehículos a motor hagan un mal uso del monte transitando campo a través, fuera de las vías autorizadas o usando sendas reservadas a caminantes u otros usos autorizados.

Además, los agentes informan y educan a la ciudadanía para que la circulación por las pistas habilitadas sea siempre de manera respetuosa por el medio natural y con el resto de usuarios, en grupos de no más de cinco vehículos en caravana y a velocidad moderada (máximo 30 kilómetros por hora).

La Ley de Montes de Aragón lo deja claro en el punto número 2 de su artículo 91: “salvo por razones de gestión y vigilancia o previa autorización administrativa expresa, queda prohibida la circulación de vehículos a motor recorriendo terrenos de monte de cualquier titularidad fuera de los caminos o pistas forestales existentes”. La normativa establece las correspondientes sanciones.

Las pérdidas de suelo (erosión), molestias a fauna protegida, alteraciones a especies de flora, etc., son afecciones al medio ambiente constitutivas de infracciones administrativas, que pueden y deben evitarse no circulando campo a través.

A través de los Agentes de Protección de la Naturaleza (APNs) y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil se ha iniciado una campaña que se prolongará durante los próximos meses.

Los últimos controles de vehículos se realizaron el pasado domingo, 14 de marzo, en la provincia de Teruel. Como resultado de estas actuaciones preventivas se inspeccionaron tres grupos de motocicletas con más de once vehículos a motor.

Los medios utilizados fueron tres agentes de la Guardia Civil con motocicletas y vehículo todo terreno, así como cuatro Agentes Protección de la Naturaleza con otros dos vehículos del Servicio Provincial de Teruel de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente.

También y, en estos meses de máxima activación, se incrementan la vigilancia preventiva en incendios forestales y áreas recreativas, merenderos, zonas de afluencia y concentración de personas, etc... En este año de extrema sequía, se hace un llamamiento a la ciudadanía a extremar la prudencia en cualquier actividad relacionada con el medio natural y que pueda conllevar uso del fuego.