title.site title.site

Miércoles, 28 de febrero de 2024

En Aragón, el pasado año interrumpieron voluntariamente su embarazo 1.763 mujeres

De estos abortos, 1.451 correspondieron a mujeres residentes en Zaragoza, 238 en la de Huesca y 74 en la de Teruel.

Durante el pasado año los centros sanitarios acreditados en Aragón para la práctica de abortos notificaron 1.763 interrupciones voluntarias del embarazo. Según los datos facilitados por el Servicio Aragonés de Salud, el 99’2% de estas intervenciones fueron declaradas por centros extrahospitalarios privados y el 0’7% restante por centros hospitalarios públicos. En 1.741 casos (98’7%) el motivo de la intervención fue el de riesgo para la salud de la madre, y en los restantes 22 (1’2%) por riesgo fetal.

De las 1.763 mujeres que abortaron voluntariamente, 1.451 residían en la provincia de Zaragoza, 74 en la de Teruel y 238 en la de Huesca. El mayor número de notificaciones corresponde a mujeres de 20 a 24 años (30’9%), seguido por el grupo de 25 a 29 años (21’2%). Las interrupciones en menores de 20 años representan el 10’3%, y en mayores de 40 algo más del 5%, cifras similares a las registradas en 1999.

Por su estado civil, el 60% de las mujeres (1.064) eran solteras y el 30% (538) casadas. Algo más del 78% (1.378) tenían estudios de segundo grado (ESO/BUP), 250 (14’1%) tenían estudios superiores y sólo en 10 casos (0’5%) declararon ser analfabetas o carentes de estudios.

La situación laboral más frecuente era la de asalariada (56’9%), labores domésticas (12’1%) y estudiante (11’2%). La situación laboral de la pareja o sustentador era la de asalariado en el 60’9% de los casos.

De las mujeres que se sometieron en Aragón a la interrupción voluntaria del embarazo durante 2000, el 62% reconoció tener ingresos propios. El 59’7% no tenían ningún hijo en ese momento, el 18’3% tenían 1 y en el 14’6% eran madres de 2. El 81’4% de las mujeres que interrumpieron su embarazo se sometían por primera vez a un aborto voluntario y el 71’1% no había acudido a un centro público de planificación familiar en los dos años anteriores.

El 89’4% de las interrupciones se practicaron en embarazos de menos de 12 semanas de gestación (el 63’4% antes de la novena semana). El medio más utilizado para la interrupción fue la aspiración, no requiriendo ninguna noche de estancia hospitalaria en el centro sanitario el 99’6% de las mujeres.

AÑO