title.site title.site

Jueves, 22 de febrero de 2024

Incendios forestales

Ayudas para la elaboración de protocolos de prevención para facilitar la extinción de incendios forestales 

El Boletín Oficial de Aragón (BOA) de este martes, 23 de mayo, publica la primera convocatoria de subvenciones de este tipo.

El objetivo es identificar y señalizar los puntos de agua estratégicos en las infraestructuras locales de los municipios aragoneses para la disposición y carga de agua de los medios de extinción en la zona de interfaz urbano forestal

Incendio de Ateca
Imagen de archivo del incendio de Ateca, en 2022.LUIS CORREAS, Gobierno de Aragón

Los Departamentos de Presidencia, a través de Protección Civil; y de Agricultura, a través del Instituto Aragonés del Agua; publican en el Boletín Oficial de este martes, 23 de mayo, la primera convocatoria de ayudas en especie dirigida a entidades locales de menos de 5.000 habitantes para la elaboración de protocolos preventivos frente a los incendios forestales. El objetivo es identificar y señalizar los puntos de agua estratégicos en las infraestructuras locales de los municipios aragoneses para la disposición y carga de agua de los medios de extinción en la zona de interfaz urbano forestal. 

El importe máximo que se destinará a esta convocatoria de ayudas es de casi 75.000 euros. Se trata de una convocatoria en especie, ya que la elaboración y redacción de los protocolos ha sido encargada por el Instituto Aragonés del Agua a la empresa pública TRAGSATEC, con la finalidad exclusiva de entregarse a las entidades locales beneficiarias para su aprobación. Asimismo, las entidades locales beneficiarias deberán asistir a una jornada de formación para conocer el protocolo elaborado.

Las ayudas se concederán en régimen de concesión de concurrencia competitiva.

Los incendios de interfaz urbano forestal son incendios que no solo afectan a la masa forestal sino también a viviendas, parcelas, fincas o infraestructuras básicas que se encuentran en el linde entre la masa forestal y la zona urbana. En este contexto, el agua aparece como un elemento fundamental en las labores de extinción de incendios y, en numerosas ocasiones, la disponibilidad de agua en el ámbito urbano forestal se ve limitada por su inexistencia o por la falta de acceso adecuado para los medios de extinción.

El hecho de tener caracterizados y localizados los puntos de agua existentes en las zonas urbanas es primordial para intentar evitar o, en caso de que se produzcan, minimizar los daños que los incendios puedan ocasionar sobre las viviendas, parcelas y fincas que se encuentran en el linde entre la masa forestal y la zona urbana. Por tanto, contar con una red de puntos de agua óptima en el territorio y unos protocolos adecuados de actuación puede ser determinante de cara a contar con un sistema de extinción de incendios eficaz que permita actuar con rapidez evitando el mayor daño posible.

Dada la situación actual, se considera necesario que las entidades locales de Aragón dispongan de un protocolo de actuación ante la extinción de incendios con afección a zonas de interfaz urbano forestal de cada entidad de población. De este modo, se pretende inventariar, por adelantado, la disponibilidad de los puntos de agua para los distintos medios de extinción terrestres como autobombas, pickups o cisternas y la accesibilidad (entramado de la red de viales, presencia de fondos de saco sin volvederos, radios de giro...). El objetivo es asegurar una ágil y rápida recarga, estableciendo los correspondientes protocolos de actuación que permitan una gestión más eficaz, para actuar con rapidez evitando el mayor daño posible.

En los últimos años, el riesgo de incendios forestales ha aumentado considerablemente. El año 2022 se saldó con cuatro Grandes Incendios Forestales (GIF): Nonaspe, Castejón de Tornos, Ateca y Moncayo, y más de 22.000 hectáreas de superficie de bosque arrasadas. En algunos casos el incendio afectó a viviendas habitadas, por lo que los vecinos tuvieron que ser desalojados. Ya en este año 2023 han tenido lugar dos incendios forestales de importantes dimensiones: uno en el límite de Aragón con Cataluña (zona Mequinenza) y otro entre las provincias de Teruel y Castellón.

Además, las altas temperaturas y la ausencia de lluvias han llevado al Gobierno de Aragón a adelantar la campaña de incendios este año, activada desde el 1 de mayo.