title.site title.site

Sábado, 10 de diciembre de 2022

Medio Ambiente

Gobierno de Aragón y Confederación Hidrográfica del Júcar fomentan la conservación y protección del chopo cabecero

Ambas administraciones han firmado dos convenios de colaboración para facilitar los trabajos selvícolas en las zonas de dominio público hidráulico del Parque Cultural del Chopo Cabecero del Alto Alfambra

La Subdelegación del Gobierno de España en Teruel ha acogido el acto de la firma.
La Subdelegación del Gobierno de España en Teruel ha acogido el acto de la firma.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Miguel Polo, han firmado dos protocolos de actuación en el Parque Cultural del Chopo Cabecero del Alto Alfambra (Teruel) para favorecer la coordinación en materia de conservación y protección del chopo cabecero ubicado en terrenos de dominio público hidráulico de la cuenca hidrográfica del Júcar.

Se trata de dos protocolos para agilizar los trámites administrativos necesarios para que, por un lado, el Departamento con competencias en medio ambiente pueda actuar de forma ágil en las labores de selvicultura (poda o trasmoche) de los chopos cabeceros dentro del dominio público hidráulico de los municipios que componen el parque. Asimismo, el Gobierno de Aragón se ofrece a ayudar a los municipios en la gestión de estos chopos, que suponen el principal objeto y razón de ser del parque cultural.

Por otro lado, se busca aligerar los trámites necesarios con el INAGA. Cuando la confederación es promotora de actuaciones en el dominio público hidráulico necesita un informe del INAGA y los retrasos en su tramitación pueden derivar en pérdidas de inversión. Con este protocolo se pretende agilizar la evaluación simplificando el proceso. El objetivo último es que se ejecute la inversión prevista por la Confederación Hidrográfica del Júcar en la provincia.

El consejero Olona se ha referido a la importancia de la “colaboración y lealtad institucional” con las confederaciones hidrográficas y ha situado el protocolo “en el conjunto de actuaciones que desde el Gobierno de Aragón se vienen realizando en la restauración de riberas”.

Olona, sobre los protocolos de actuación

Ambos protocolos de actuación tienen una vigencia de cuatro años.

En el acto han estado también presentes, por parte del Gobierno de Aragón, el director del INAGA, Jesús Lobera; la directora general de Patrimonio, MariSancho Manjón; el director del Servicio Provincial de Teruel del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Pedro Polo, y el delegado territorial, Benito Ros. Así como, la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa María Serrano y el subdelegado en Teruel, José Ramón Morro. Además, han estado presentes los alcaldes de Abajud, Allepuz, Camarilla, Cedrillas, Galve , Gúdar y Jorcas; junto al presidente de la Comarca de Teruel, Samuel Moreno.

Bien de Interés Cultural Inmaterial desde 2016

El Parque Cultural del Choco Cabecero del Alto Alfambra, se define por poseer un paisaje muy característico, consolidado desde hace siglos a partir de una actividad ganadera y agrícola de gran singularidad y enorme potencial.

Abarca el territorio que discurre en torno al curso alto del río Alfambra, comprendiendo los términos municipales turolenses de Ababuj, Allepuz, Aguilar de Alfambra, Camarillas, Cedrillas, Galve, Gúdar, Jorcas, El Pobo y Monteagudo del Castillo, agrupados en tres comarcas: Gúdar-Javalambre, Maestrazgo y Comunidad de Teruel.

Este parque cultural obtuvo la declaración en abril de 2018. Hay que recordar que la cultura del Chopo Cabecero en el sur de Aragón ya fue declarada Bien de Interés Cultural Inmaterial en 2016 y la Ribera del Chopo Cabecero fue declarada Arboleda singular de Aragón en febrero 2018.

En el sur de Aragón, chopo cabecero es el nombre popular que recibe el chopo negro tras ser sometido a una escamonda periódica para obtener madera, combustible y forraje. Por el tipo de poda que se le aplica suele engordar la parte superior del tronco, de aquí su nombre de ‘cabecero’. El valor cultural de las choperas de álamo negro trasmocho del territorio del Alto Alfambra se complementa con los valores ambientales que reúnen los ecosistemas en los que se ubican y en los sistemas fluviales de los que dependen.

El parque se sitúa en el curso alto del río Alfambra, desde su apertura a la val alta después de su nacimiento en Gúdar, hasta su salida de los Alcamines a la val baja –o depresión del Alfambra y que termina en la Hoya de Teruel- en Villalba Alta y en sus afluentes. En este territorio pueden distinguirse a su vez tres tipos de relieve diferenciado: el llano y abierto –como entre la val entre Allepuz y el Estrecho de Aguilar-, el abrupto caracterizado por la Hoz y los Ríos Altos y Bajos, y el montañoso propio de las sierras de Gúdar y de El Pobo.

Además, se da la circunstancia de que el curso alto del río Alfambra se encuentra declarado como Reserva Natural Fluvial, constituyendo un ejemplo representativo de los ríos de montaña mediterránea calcárea con la presencia de choperas de Populus nigra en los sectores más abiertos.