title.site title.site

Jueves, 25 de abril de 2024

Agricultura

La mayor densidad de población en Aragón se sitúa en las zonas de regadío

Olona se ha referido a la importancia de proteger la agricultura familiar, en su intervención en el V Foro del Regadío de Extremadura

Olona en la mesa debate Políticas autonómicas en materia de regadío.
Olona en la mesa debate Políticas autonómicas en materia de regadío.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha participado en la mesa redonda “Políticas autonómicas en materia de regadío” que se ha celebrado en el marco del V Foro del Regadío de Extremadura.

Olona se ha referido a la contribución del regadío a la fijación de población. “Para que el regadío tenga sentido tiene que contribuir a la lucha contra la despoblación y esto solo es posible si se apuesta por el modelo de agricultura familiar”, ha señalado el consejero.

En zonas áridas del valle medio del Ebro, el paso de secano a regadío supone multiplicar por un factor entre 10 y 20 las producciones en función de si el regadío se dedicará a cultivos extensivos o a frutales, ha señalado. En este último caso, el factor de generación de empleo zona también alcanza el factor 20 respecto de esas mismas superficies de secano.

Estas cifras permiten comprender el comportamiento de la densidad de población en el medio rural aragonés, donde las zonas que se han podido beneficiar del regadío a lo largo del tiempo son las más dinámicas (Riegos del Aragón y Cataluña, Riegos del Alto Aragón, Canal de Bardenas, y ejes del Jalón, Ebro y Cinca), mientras que el resto del territorio es un desierto demográfico con densidades de población cercanas a 5 habitantes por kilómetro cuadrado.

En consecuencia, estas políticas permiten alcanzar diversos objetivos simultáneos en los ámbitos de la vertebración del territorio rural, de la seguridad alimentaria como objetivo geoestratégico y de la adaptación de las zonas más áridas al cambio climático; siendo que Aragón es una de las comunidades autónomas con más superficie de secanos áridos, con una cifra de más de 600.000 hectáreas de gran fragilidad productiva que se hallan al límite de la viabilidad económica.

La política de regadíos del Gobierno de Aragón ha comprometido entre 2016-2025 una inversión total de 552 millones de euros, con una aportación pública de 274 millones. Este impulso permitirá multiplicar por más de 10 la producción agrícola en las 64.004 hectáreas beneficiadas, de las que 29.260 corresponden a creación de regadíos y las 34.754 restantes, a modernización.

Esto ha sido posible gracias al Plan de choque puesto en marcha en 2016 por el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente en el marco del Decreto 79/2017 de 23 de mayo que estableció un nuevo régimen de subvenciones para determinadas inversiones en materia de creación de regadíos, que ha permitido la finalización de proyectos paralizados durante décadas y donde el protagonismo recae en las Comunidades de Regantes.

Junto a Olona han intervenido la consejera de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población del Gobierno de la Rioja, Eva Hita; y la consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio de la Junta de Extremadura, Begoña García