title.site title.site

Viernes, 30 de septiembre de 2022

Tecnología e Innovación

ITAINNOVA participa en el proyecto ZeroW para reducir el desperdicio de alimentos

Los socios de este proyecto H2020 están creando 9 demostradores. El centro aragonés se encarga de la simulación inteligente de proceso, la creación de modelos de predicción de la demanda y de la generación de datasets

El proyecto, con 12 millones de inversión, persigue reducir un 25% el desperdicio alimenticio en los demostradores.
El proyecto, con 12 millones de inversión, persigue reducir un 25% el desperdicio alimenticio en los demostradores.ITAINNOVA

Esta semana se ha celebrado en Bruselas la primera reunión presencial del proyecto Zerow (https://www.zerow-project.eu/zerow). El proyecto, uno de los últimos financiados por la UE dentro de la call Green Deal del programa H2020, tiene como objetivo desarrollar la reducción del desperdicio alimentario (Food Lost and Waste-FLW) a través de un enfoque sistemático que abarque distintos puntos de la cadena de suministro alimentario.

El proyecto, que comenzó en enero de 2022, tiene una duración de 4 años, un presupuesto de 12 millones de euros y la participación de 46 de socios de 17 países europeos. Veintisiete de los socios (entidades vinculadas a la cadena alimenticia, proveedores tecnológicos y centros de investigación) participan en el desarrollo de 9 demostradores (SILLs-Sistematic Innovation Living Labs). Esto demostradores pretender mostrar las capacidades de innovación que la aplicación de las herramientas de co-creación actuales (Stakeholder mapping, Fish box) y las tecnológicas actuales (IoT, Big Data, IA, etc.) para reducir el desperdicio alimenticio. Estas capacidades serán provistas por el resto de los socios del proyecto.

El objetivo del proyecto es contribuir de manera sistemática y escalable a la reducción del desperdicio alimenticio. Se pretende que esta aminoración se produzca en todos los puntos posibles de la cadena desde la recolección hasta el consumidor, pasando por las empresas transformadores o el embalaje inteligente con la posibilidad de alargar la vida de los productos perecederos o la donación de los excedentes o alimentos no vendibles a bancos de alimentos.

El proyecto tiene como objetivos cuantitativos reducir en un 25% el desperdicio alimenticio en los demostradores, así como contribuir a la reducción de hasta un 50% en 2030 y cero en 2050 que tiene como objetivo la UE. Para ello el proyecto pretende utilizar una estrategia basada en dos ejes. El primer eje es el desarrollo de una metodología que permita una aproximación multidisciplinar para identificar innovaciones potenciales en distintos puntos de la cadena alimentaria, determinar el margen de mejora, medirlo, así como, identificar sinergias con actores externos que contribuyan a la reducción máxima del desperdicio.

El segundo de los ejes está basado en compartir datos y servicios entre distintos actores (miembros del consorcio y terceros) para permitir a estos y terceros construir nuevas soluciones innovadoras. Para ello se desarrollará un Dataspace (un espacio para compartir datos descritos semánticamente de manera federada y segura) y un conjunto de servicios que utilizarán estos datos para obtener información y conocimiento. De manera que se facilite la implementación de nuevas sinergias entre los actores.

El objetivo de la reunión de Bruselas es presentar el estado actual de los SILLs (Demostrador de Innovación Sistemática), sus objetivos y necesidades a la parte técnica del proyecto. ITAINNOVA contribuye al proyecto en esta última. Su conocimiento en las áreas de simulación inteligente de proceso, creación de modelos de predicción de la demanda, extracción de información de imágenes multiespectrales, así como, la generación de datasets para ser ofrecidos y utilizados en los distintos dataspace europeos permitirá que los servicios que implemente puedan ser utilizados en diferentes SILLs y en otros proyectos.