title.site title.site

Lunes, 3 de octubre de 2022

Mayores

Broto: “Las estancias temporales son un servicio de respiro para muchas familias”

La consejera de Ciudadanía ha visitado la residencia de Biota, que cuenta con 7 plazas para atender a dependientes de forma puntual

La consejera María Victoria Broto ha visitado las instalaciones de la residencia municipal de Biota
El centro residencial abrió sus puertas el 1 de junioGobierno de Aragón

“Las estancias temporales son un servicio de respiro para muchas familias que, ante una situación sobrevenida, el empeoramiento temporal de la persona dependiente o un periodo de descanso del cuidador pueden requerir de este apoyo puntual, que resulta de gran ayuda”. Son las palabras de la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, que esta mañana ha visitado la residencia municipal de Biota, que cuenta con siete plazas de respiro familiar. Un recurso que este verano ha tenido una buena acogida entre los vecinos. “Es un servicio demandado, pero no siempre conocido, que nos permite atender situaciones puntuales y dar una repuesta a los familiares que necesiten un respiro por diferentes razones”, ha explicado la directora del centro, Beatriz Jiménez, que, junto al alcalde de Biota, Ezequiel Marco, han acompañado a la consejera durante la visita.

La consejera de Ciudadanía destaca la importancia de este recurso, ya que supone un respiro para muchas familias

La directora de la residencia de Biota explica en qué consiste este servicio

María Victoria Broto ha conocido las instalaciones de esta residencia (que cuenta con 38 plazas) y del centro de estancias diurnas con capacidad para atender a 30 personas, que abrieron sus puertas el 1 de junio. Para su construcción se han invertido 2,1 millones de euros, de los que el 80% proceden del Gobierno de Aragón y el 20% ha sido aportado por el consistorio. El coste del equipamiento y adaptaciones necesarias para su puesta en marcha ha sido de 250.000 euros, en una inversión llevada a cabo entre 2019 y 2022. Además, ha contado con una ayuda del Departamento de Ciudadanía de 150.000 euros procedentes de los Fondos Europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. “La residencia –ha indicado el alcalde- está siendo un motor de vida y empleo para el pueblo. Contamos ya con 14 personas trabajando, de las que 12 son de Biota. Tener empleo es una forma de luchar contra la despoblación. Esto ayuda a que el pueblo resurja, a que tenga vida”.

La residencia ha supuesto para Biota, según su alcalde, generar empleo y asentar población en el municipio

Sobre el recurso de las estancias temporales, la consejera de Ciudadanía ha explicado que desde el IASS se ofertan 45 plazas en varios centros públicos aragoneses, tanto para personas dependientes como con discapacidad y que puede optarse a ellas a lo largo de todo el año. “En el caso de que se precise esta asistencia por empeoramiento temporal de la persona dependiente, que no requiera atención hospitalaria o por una situación sobrevenida y temporal del cuidador principal, la asignación será prioritaria. En tercer lugar, se contempla el descanso del cuidador, que debe ser solicitado con tres meses de antelación”, ha explicado Broto. En los tres supuestos, y al tratarse de un recurso temporal, la estancia máxima puede ser de hasta 30 días, prorrogables otros 30 más (en el caso de empeoramiento o situación sobrevenida) y de 30, sin posibilidad de prórroga, en la opción de respiro.