title.site title.site

Sábado, 13 de julio de 2024

Consumo

La Inspección de Consumo ha visitado un total de 829 establecimientos aragoneses en la presente campaña de rebajas de verano

Desciende levemente el número de comercios que ofrecen rebajas a sus clientes

Imagen del escaparate de un comercio con rebajas
Imagen del escaparate de un comercio con rebajas

El servicio de Inspección de la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios ha visitado un total de 829 establecimientos de las tres provincias en la campaña dedicada a comprobar que se cumplen los derechos básicos de los consumidores. Por provincias, se han visitado 114 establecimientos en Huesca, 157 en Teruel y 558 en Zaragoza.

En esta campaña, llevada a cabo entre el 29 de junio y el 6 de julio, se han contabilizado 537 comercios que ofrecían rebajas, un 64,78% del total, un porcentaje ligeramente inferior al del año pasado que se aproximaba al 70%.

Se observan notables diferencias en algunas localidades, como es el caso de la ciudad de Teruel, en la que apenas un 20 % de los comercios exhibían en aquellas fechas el cartel de las rebajas, cifra que suele incrementarse una vez finalizan las tradicionales fiestas de la Vaquilla.

Los sectores que han sido objeto de esta actuación se corresponden con el mundo de la moda, calzado, artículos de hogar, adornos, marroquinería, bazares, productos de electrónica y electrodomésticos. Casi el 90 % de los establecimientos visitados cumplían con la obligación de informar de los precios expuestos.

Año tras año, inspección de Consumo ha constatado que el porcentaje de comercios que informan del periodo de las rebajas va aumentando, pasando del 67,26 % del pasado año al 76,35 % del presente.

Aunque es posible facilitar el doble precio en formato de porcentaje de descuento aplicado, el director general de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón, Pablo Martínez, aconseja el uso de las cifras, que facilita una información más directa y transparente. Al respecto, se comprobó que mayoritariamente se exhibe de ese modo, siendo el 87 % de los establecimientos los que siguen ese criterio.

Pablo Martínez, recuerda que, “antes de comprar, especialmente en épocas de rebajas, conviene informarse de las condiciones que se aplican en las ventas, especialmente a la hora de aceptar o no cambios o devoluciones de productos, cuestiones que pueden ser comprobadas en la cartelería del local, en la publicidad o en los resguardos”. Por otro lado, la exhibición del logotipo del Servicio Arbitral de Consumo nos indica que ese comercio está adherido a esa vía extrajudicial de solución de conflictos, hecho que nos puede generar una mayor confianza.

Pablo Martínez rebajasPablo Martínez rebajas

De la misma manera, si alguna de las condiciones de venta cambia en los productos rebajados, estas deben informarse con claridad (por ejemplo, cuando en rebajas se cobran los arreglos, el transporte, la instalación o la preparación para regalo).

Ante cualquier incidencia, los consumidores pueden dirigirse al establecimiento, que deberá dar una respuesta en el plazo máximo de un mes. A esos efectos, conviene conservar el ticket de compra, el etiquetado del producto, la publicidad o cualquier otro documento que pueda acreditar los motivos de la reclamación.

Aragón dispone de una amplia red de oficinas de información al consumidor, ya sea en las localidades o comarcas, donde se puede recibir la información pertinente, así como en la propia Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios, en los servicios provinciales de Ciudadanía y Derechos Sociales, o en las asociaciones de consumidores.

La Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón dispone del teléfono gratuito 900 12 13 14 y la cuenta de correo consultaconsumo@aragon.es, para atender cualquier consulta que pueda ser planteada por los ciudadanos aragoneses.