title.site title.site

Jueves, 18 de julio de 2024

Medio Ambiente

Nuevas actuaciones frente al riesgo de inundación en el tramo medio del río Ebro

El proyecto contempla la realización de trabajos en los términos municipales de Luceni, Tauste, Pedrola, Remolinos y Alcalá de Ebro, por valor de más de dos millones de euros

El Consejo de Gobierno ha declarado de Interés de la Comunidad Autónoma las actuaciones de protección y adaptación al riesgo de inundación e integración ambiental en el tramo del río Ebro comprendido entre los términos municipales de Luceni, Tauste, Pedrola, Remolinos y Alcalá de Ebro (tramo 7 de la estrategia Ebro Resilience). El proyecto supone una inversión de 2.040.920 euros, financiada por los fondos Next Genaration UE en el marco del Programa de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

El conjunto de actuaciones a ejecutar en el tramo consiste en la retirada de motas y la creación de cierres de defensa para la protección de los núcleos urbanos de Alcalá de Ebro y Remolinos. Para ello, las actuaciones se extienden también a terrenos ubicados en los términos municipales de Luceni, Pedrola y Tauste.

Mediante la retirada de motas se busca conseguir un aumento de la capacidad de desagüe -reduciendo la cota de la lámina de agua- y un mayor reparto de las velocidades -reduciendo las erosiones en el eje del río-. Estas actuaciones disminuyen los calados que alcanzan las avenidas extraordinarias a su paso por los términos municipales y evitan la afección directa a núcleo urbano.

Asimismo, se construirán dos cierres perimetrales en la zona más expuesta de Alcalá de Ebro y Remolinos, con el fin de proteger sus núcleos urbanos de las avenidas. Se estima una población beneficiada de 1297 habitantes.

Con esta solución, teniendo en cuenta la vida útil de las obras asimilable al periodo de retorno de proyecto de 25 años, se estima una reducción del daño tras su implantación del 53 % para este periodo.

Además, se contempla la realización de medidas de restauración y mejora de la vegetación de ribera para favorecer una restauración compatible con la dinámica fluvial, que es muy activa en la zona, sin forzar una evolución diferente a la tendencia natural del ecosistema y actuaciones de divulgación.

Esta actuación forma parte de la Estrategia Ebro Resilience (Tramo 7) y está incluida en el Plan de Gestión de Riesgo de Inundación de la demarcación Hidrográfica del Ebro 2022-2027. Actualmente está en anteproyecto y ha sido redactado por la empresa pública TRAGSATEC, previo encargo por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico y ha sido supervisado por la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Se trata de una actuación supramunicipal de la Comunidad Autónoma de Aragón que discurre entre el paraje de El Camponuevo y Los Morerales en el tramo medio del Ebro siendo la longitud aproximada del tramo de 11 km. Tiene la característica de que algunas de las actuaciones a realizar, aunque minimicen el riesgo de inundación del núcleo urbano de un municipio concreto, deben realizarse en parcelas de otro término municipal. Por ello, el promotor y responsable de la implementación de las actuaciones es el Instituto Aragonés del Agua mediante la declaración de interés autonómico de la actuación acordado por el Gobierno de Aragón.

Este proyecto recibió el visto bueno de la Comisión del Agua de Aragón el día 25 de octubre de 2022.