title.site title.site

Domingo, 21 de abril de 2024

Trabajo

Más de 260 desempleados participan en acuerdos de formación “a la carta” entre empresas y el INAEM

En 2023 se han establecido ya siete acuerdos de formación con compromiso de contratación a los que se han destinado 414.000 euros

Las empresas podrán realizar próximamente nuevas solicitudes para formar a futuros trabajadores según sus necesidades

Espacio Empresas del INAEM, en el edificio Ebro
Espacio Empresas del INAEM, en el edificio EbroINAEM

Tras el éxito de la convocatoria publicada este año, el Instituto Aragonés de Empleo (INAEM) prepara ya una nueva edición de sus ayudas para establecer acuerdos de formación con compromiso de contratación con empresas que necesiten formar “a la carta” a nuevos trabajadores. En las próximas semanas se publicará, dotada con 875.000 euros, la nueva convocatoria de esta línea de subvenciones que este año ya ha permitido poner en marcha siete acuerdos de este tipo de los que se han beneficiado 263 personas desempleadas. Además de mejorar su cualificación, al menos el 60% de los participantes en estos procesos formativos serán contratados por estas compañías aragonesas.

Entre ellas se encuentran Internacional Aerospace Coatings (IAC), Grupo Arcoiris, Láser Ebro, Ordesactiva o Ambulancias Tenorio e Hijos. En total, a la primera convocatoria de 2023 de acuerdos de formación con compromiso de contratación el INAEM ha destinado 413.931 euros.

Mediante estos acuerdos, las empresas o entidades pueden ejecutar acciones formativas por sí mismas, a través de un centro de formación, o simultaneando ambas opciones. En todo caso, la formación debe ser teórico-práctica, tener una duración de entre 50 y 360 horas, e impartirse en modalidad presencial con un máximo de 25 participantes por acción formativa –todos ellos personas desempleadas inscritas en las oficinas de empleo-, que son seleccionados por el INAEM en colaboración con la empresa. La última fase del procedimiento de selección corresponde siempre a la propia compañía o al centro de formación, salvo que renuncien expresamente a ello.

La cuantía de estas ayudas se incrementa en función del número de participantes, las horas y el nivel de cualificación de las acciones formativas, y de la calidad y porcentaje de contratos que se celebren posteriormente. Los contratos deberán realizarse, con carácter general, en un plazo máximo de seis meses tras la finalización de la acción formativa y tendrán una duración mínima de seis meses en caso de concertarse a tiempo completo y de nueve meses cuando la jornada sea a tiempo parcial.

La contratación de las personas desempleadas formadas deberá suponer un aumento de plantilla. No son subvencionables sustituciones del personal fijo, ni bajas de personas trabajadoras debidas a la voluntad del empresario o empleador, excepto en los casos de relevo generacional de la plantilla, siempre y cuando quienes accedan al empleo a través de este programa lo hagan en la misma modalidad contractual que las personas relevadas y esté amparado por un acuerdo con los trabajadores que se sustituyan o con su representación legal.

Jóvenes y mayores de 45

En los procesos de selección se prioriza a los trabajadores con mayores dificultades de inserción, siempre que cumplan con el nivel y requisitos de acceso, así como a los jóvenes menores de 35 años -en línea con el Plan Aragonés para la Mejora de la Empleabilidad Joven del Gobierno de Aragón- y a las personas paradas de larga duración mayores de 45 años. También se garantiza el cumplimiento de los principios de igualdad, no discriminación, y paridad entre mujeres y hombres.

Próximamente las empresas y entidades aragonesas podrán solicitar estas subvenciones para poner en marcha nuevas acciones formativas que les permitan cubrir sus necesidades de nuevo personal y, al mismo tiempo, mejorar la empleabilidad y ofrecer una oportunidad laboral a personas desempleadas.