title.site title.site

Domingo, 4 de diciembre de 2022

Educación

Educación acuerda con las organizaciones sindicales revertir los recortes aplicados en materia de personal en 2012

La Mesa Sectorial de Educación ha dado hoy el visto bueno a un acuerdo que contempla mejoras para la escuela pública

Educación y los sindicatos CSIF, CGT, STEA, CCOO y UGT han firmado un acuerdo sobre el horario lectivo

Mesa Sectorial de Educación
Mesa Sectorial de EducaciónLUIS CORREAS, Gobierno de Aragón

Tras la reunión que esta mañana ha mantenido la Mesa Sectorial de Educación, el consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, junto a la directora general de Personal, Olga Alastruey, han firmado un acuerdo con los sindicatos presentes en el órgano de representación –CSIF, CGT, STEA, CCOO Y UGT– para mejorar las condiciones laborales de los docentes aragoneses. Este acuerdo llega después un largo proceso de negociación que culmina con un acuerdo que va revertir los recortes que se aplicaron en el año 2012 y cuya aplicación repercutirá directamente en la mejora de la escuela pública.

El acuerdo alcanzado hace referencia tanto al horario lectivo de los docentes como al personal mayor de 55 años. Así, en un periodo de tiempo que se desarrollará durante los tres próximos cursos escolares, el horario lectivo de los docentes de Secundaria pasará de 20 a 18 horas y el de maestros de 25 a 23. Durante el curso 2023-2024, el horario lectivo de Secundaria se reducirá en una hora, asignando 19 horas a los docentes de Secundaria y 24 a los maestros. Para 2024-205, la jornada se reducirá hasta las 18 horas en Secundaria y 23 en Primaria, recuperando así las condiciones aplicadas antes de 2012.

Otro de los acuerdos alcanzados con los sindicatos es la sustitución de horario lectivo por otro tipo de actividades académicas al que se pueden acoger de manera voluntaria los mayores de 55 años. Dicha reducción horaria se aplicará en función de diferentes tramos de edad – entre 55 y 57 años, entre 58 y 60, y mayores de 60 años– y se desarrollará en una Orden.

El consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno, Felipe Faci, ha puesto de manifiesto “el esfuerzo presupuestario que deberá hacer el Ejecutivo para dar respaldo a estas mejoras en el ámbito de un colectivo que ha trabajado con gran dedicación durante los dos años que ha durado la pandemia”.

La puesta en marcha de esta medida no implica una reducción del horario de trabajo de los docentes puesto que las horas lectivas son solo las destinadas a atender de forma directa al alumnado. El resto de horas complementarias, que junto a las lectivas constituyen todo el horario laboral completo, son las dedicadas a planificación de clases, labor tutorial, preparación y corrección de exámenes, preparación y corrección de prácticas, coordinación, desarrollo de programas educativos, atención a familias, formación, asistencia a reuniones…etc.

La jornada laboral del personal funcionario docente es la establecida con carácter general para el personal funcionario público, adecuada a las características de las funciones que desempeñan. Cuestión diferente es la jornada lectiva, que varía según la Comunidad Autónoma de la que se trate.

En la actualidad, el profesorado aragonés tiene un horario lectivo de 20 horas semanales con carácter general pudiendo llegar excepcionalmente a 21 cuando la distribución horaria de cada departamento así lo requiriera. Pero en todo caso, debe permanecer en el centro 30 horas semanales. El resto de la jornada de trabajo, hasta las treinta y siete horas y media semanales, son de libre disposición para la preparación de las actividades docentes, el perfeccionamiento profesional o cualquier otra actividad pedagógica complementaria.

Antes de los recortes presupuestarios aplicados en el año 2012 (que establecieron un mínimo de 20 horas lectivas con carácter básico), todas las comunidades autónomas tenían una jornada de 18 horas lectivas con carácter general. Superada la crisis, la tendencia general es a volver a reducir la jornada lectiva a la situación inicial.

En cualquier caso, rebajar a 18 horas lectivas el horario docente no significa que su horario de trabajo disminuya, sino que esas dos horas de diferencia las dedicarán a esas tareas complementarias, que son fundamentales para mejorar el funcionamiento y calidad del sistema educativo.

El proceso que culmina con la firma de este acuerdo se inició en 2015, recién constituido el nuevo equipo de gobierno, cuando se firmó un acuerdo con las organizaciones sindicales (CSIF, CCOO y FETE-UGT) por el que se rebajaba el horario lectivo de 21 a 20 horas semanales, con el objetivo de ir reduciéndolo paulatinamente de forma negociada. 

Felipe FaciAgradece el trabajo de los sindicatos

Felipe FaciCon este acuerdo gana toda la comunidad educativa

Felipe FaciLa reducción de la carga lectiva permite trabajar en la implantación de otros programas

Felipe FaciExplica por qué no se han podido revertir antes los recortes