title.site title.site

Domingo, 4 de diciembre de 2022

Turismo

Aliaga rubrica la adjudicación de la gestión de la Hospedería de La Iglesuela del Cid, en la que se ha invertido casi medio millón de euros

Se han realizado obras de acondicionamiento y mejora de las instalaciones.

El vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, Arturo Aliaga, ha firmado la adjudicación de la gestión de la Hospederías de La Iglesuela del Cid a la empresa Kilimanjaro Trail S.L., que tiene prevista su aperura en junio, una vez se pongan a punto los equipos y se seleccione el personal. Desde el Departamento, a través de Turismo de Aragón, se han invertido 462.880 euros en obras de acondicionamiento y mejora de las instalaciones del Palacio Matutano-Daudén.

Se han realizado obras de acondicionamiento dentro de la Hospedería y en las zonas exteriores como ascensores, calefacción, carpintería, terrazas y jardines, electricidad, etc. El establecimiento dispone ahora de 36 habitaciones dobles (una de ellas tipo suite y otra adaptada) que se distribuyen en cuatro plantas en una superficie total de, aproximadamente, 3.000 m2.

El vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga, ha destacado el esfuerzo desde el Departamento para acondicionar las instalaciones y “cuidar el maravilloso patrimonio que hay en Aragón y en la provincia de Teruel”. Se ha mostrado satisfecho con la firma de la adjudicación, con la que espera que pronto revierta en la atracción de turistas a la zona y genere empleos y riqueza en el territorio”.

La Hospedería de La Iglesuela del Cid se encuentra ubicada en el edificio histórico de alto valor arquitectónico denominado Palacio Matutano-Daudén y declarado Monumento Nacional en 1931. Se convirtió en Hospedería de Aragón en junio de 2005. Se trata de un edificio de grandes dimensiones, construido en el siglo XVII, cuya distribución gira en torno a una amplia escalera imperial que hace de distribuidor de plantas. Esta escalera, a la que se accede por un zaguán enmorrillado, en que se aprecian diferentes motivos compositivos, está precedida por dos arcos rebajados, con un capitel central colgante, sobre el que se adosa el escudo de los Daudén. La escalera finaliza en la segunda planta del edificio (planta noble) y da acceso a las dependencias más importantes del mismo. En su fachada principal destacan la entrada, una puerta balcón muy típica del período barroco en la que sobresalen las finas tallas vegetales de las pilastras y una cartela central, en la clave del arco de 1773, así como las rejas de hierro y las labores de madera.

El edificio tiene una superficie total construida de 2.481 m2, útil de 2.062 m2, y consta de: