title.site title.site

Lunes, 3 de octubre de 2022

Lambán: “Tenemos derecho a soñar y nadie tiene derecho a crearnos obstáculos para convertirlos en realidad”

El Presidente de Aragón convoca a los aragoneses a reeditar el pacto que hace 40 años hizo posible el autogobierno de Aragón para afrontar nuevos retos

Día de Aragón
Acto en las Cortes de Aragón. San Jorge 2022Luis Correas

El Palacio de La Aljafería ha acogido hoy el acto central del Día de Aragón, organizado conjuntamente por las Cortes y el Gobierno de Aragón. Ambas instituciones han entregado sus respectivos premios, en esta edición, la Medalla de las Cortes a Aspanoa y el Premio Aragón, del Ejecutivo autonómico, a los fundadores de Andalán en el 40 aniversario del Estatuto de Autonomía.

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, ha reforzado el mensaje que estos días ha defendido en la celebración que del Día de Aragón se ha llevado a las tres provincias y antes, en un acto celebrado en Calatayud el pasado 9 de abril para rememorar la fecha en que se constituyó la Diputación General de Aragón en dicha ciudad.

Tras convocar a fuerzas políticas y sociedad civil (empresarios, trabajadores, Universidad, ...) a reeditar otros 40 años de éxitos como los que han tenido lugar a raíz del autogobierno, Lambán cree que hay muchos más éxitos futuros. "Tenemos derecho a soñar y nadie tiene derecho a poner obstáculos a que podamos convertir nuestros sueños en realidad", ha afirmado en tono más poético.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, apelando al compromiso que adquirieron hace 50 años los fundadores de la revista Andalán y diez años más tarde los impulsores del Estatuto de Autonomía, ha convocado a la sociedad y fuerzas políticas a "ser fuertes" y entender a esta Comunidad y a España como un proyecto común y de cuyo éxito depende de cómo le vaya a uno y a otra.

"Ser aragonés es una de las más hermosas maneras de ser español y tenemos que actuar en consecuencia, no solo por ideas o principios sino porque nuestra prosperidad y el éxito de nuestro país y de España como proyecto nacional y de Aragón como proyecto autonómico depende de que a España le vaya bien", ha subrayado Lambán en su discurso del Día de Aragón y tras entregar la Medalla de la Comunidad a los fundadores de Andalán.

Hombres y mujeres que, ha recordado, con unos años de antelación, pusieron en marcha el proceso de transición democrática en esta Comunidad, algo que, ha reconocido, "no se paga con esta medalla; no se paga con nada, ni si quiera con el reconocimiento y gratitud que el Gobierno y las Cortes os estamos testimoniando".

"Lo que pasó después tuvo mucho que ver con lo que ellos hicieron con el paisaje anodino que era entonces la región aragonesa y fueron ejemplo cuyos principios tratamos que impregnen nuestra realidad presente" ha destacado Lambán quien ha recordado también a la "generación de padres" de la autonomía aragonesa que cinco años después se reunió en Teruel para poner en marcha la Comunidad autónoma y el proceso estatutario que culminó el 9 de abril de 1978 en la iglesia de San Pedro de los Francos de Calatayud y del que este año se han conmemorado los 40 años.

Un periodo desde el que, según Lambán, la de Aragón ha sido "una historia de éxito que celebramos sin ningún tipo de dudas ni titubeo" y que ha significado "la liberación de unas energías adormecidas durante siglos: económicas, culturales, políticas y civiles que ha producido frutos maravillosos en todos los órdenes de la vida" y han dado a esta tierra la oportunidad de que el destino "se parezca cada vez más a los sueños de los que pusieron en marcha el autogobierno hace 40 años".

Un éxito que, ha advertido, "tiene como base el acuerdo, el pacto y entendimiento de todas las fuerzas políticas porque todas somos imprescindibles" y "urdir consensos con todos y cada uno de los sectores de la sociedad".

Es por lo que ha convocado a los aragoneses a empezar a debatir para resolver cuestiones pendientes y revisar los servicios públicos, la financiación de la sanidad "maltrecha", la educación o los servicios sociales, que son, ha dicho, los que garantizan la seguridad existencial y los que generan marcos de igualdad de oportunidades, para perfeccionarlos.

También para aprovechar la capacidad de producción de energías renovables que "nos puede poner en situación de privilegio y dar ventajas competitivas frente a otras comunidades o países si somos capaces de dotarnos de un modelo energético propio" o hacer compatible el modelo agroalimentario con la sostenibilidad.

"Tenemos un territorio envidiable al que hay que dotar de modernidad" con servicios para que merezca la pena vivir en el medio rural y lograr que Zaragoza "entienda que sin el resto del territorio no existiría como tal" pero también que el futuro del medio rural y del resto de provincias sin la capital "sería muy sombrío".

Lambán considera que Zaragoza tiene la "legítima aspiración" a ser uno de los motores culturales y económicos de España y por eso ha apostado porque España no tenga una sola capital "sino varias", en las que Zaragoza sea una de ellas y que pueda jugar "un papel fundamental en esa champion de ciudades donde se va a jugar el futuro de los países y las regiones".

En este sentido, ha anunciado que uno de los retos de los próximos años es convertir al de Zaragoza en el tercer aeropuerto de España, tanto de mercancías como de viajeros, a través de la creación de una zona franca y de una parada del AVE.

Lambán ha querido también dejar constancia de las consecuencias de la invasión de Rusia a Ucrania, que han acrecentado las dificultades que Aragón tenía que superar tras la pandemia y por eso ha subrayado la necesidad de redoblar el compromiso con el país eslavo para "tratar de superar esos obstáculos y salir adelante, ser solidaria con Ucrania y apoyar a su pueblo porque de esa batalla depende nuestro futuro, la manera de vivir y nuestros derechos.

Loas a los premiados

En el Palacio de la Alegría, fuerzas políticas y representantes de la sociedad civil se han concitado para rememorar este 23 de abril, elegida fecha para el Día de Aragón que así consta en el Estatuto de Autonomía. Recordando y rindiendo memoria a las víctimas de la Covid, el presidente aragonés ha dedicado parte de su discurso a ensalzar los valores de los premiados.

Ha expresado su enhorabuena a Aspanoa, por su labor de ética y solidaridad. “Pocas imágenes tan desoladoras como la de un niño con cáncer. Cualquier signo de apoyo que la sociedad dirija hacia vosotros será siempre insuficiente porque vuestra labor es formidable”, ha sostenido el presidente aragonés en unas palabras de reconocimiento y de compromiso personal en todo lo que pueda serles de utilidad.

Andalán fue un hallazgo en toda regla. Irrumpió en la sociedad aragonesa, en la adolescencia de muchos, fue un aldabonazo en la conciencia de toda la entonces región, sacudió el árbol de la historia y la memoria. Fue un activador formidable de la capacidad de crítica en la lucha contra la dictadura. Nos permitió quitarnos la hojarasca, puso la semilla de la pasión que hoy desborda en nuestra cabeza y corazón. Puso el primer peldaño hacia esa autonomía lograda diez años después. Puso en marcha el proceso de transición democrática en nuestra comunidad. Y eso no se paga con nada”, ha afirmado Lambán.

Fue, como ellos proclaman, una labor colectiva, y Lambán ha citrado a Eloy Fernández Clmemente, como líder, la cara o interlocutor vital pero también a José Antonio Labordeta, el profesor Guillermo Fatás, José Carlos Mainer, Lola Albiac, y a los periodistas que vinieron después como Lola Campos o Granell. Lo que pasó después tuvo mucho que ver con lo que hicieron ellos en un paisaje anodino.