title.site title.site

Domingo, 21 de abril de 2024

Empieza el proceso de participación para la elaboración del Plan de Salud Mental de Aragón

Los Departamentos de Ciudadanía y Sanidad colaboran en este proceso, el último paso para la aprobación de este documento

El Departamento de Sanidad está ultimando el Plan de Salud Mental 2022-25 y, como último paso, ha impulsado un proceso participativo en colaboración con el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales. Proceso que ha empezado hoy con la sesión formativa en la que se ha explicado en qué consiste un proceso y en la que ha paricipado la consejera de Sanidad, Sira Repolles, para quien "el sentir que nos ha traído aquí es el convencimiento de que el nuevo Plan debe ser de todos y para todos".

Raúl Oliván explica el proceso participativo para elaborar el Plan de Salud Mental

Raúl Oliván explica el proceso participativo para elaborar el Plan de Salud Mental

"Era inexcusable elaborar un proceso participativo para construir la estrategia de Salud Mental de los próximos años de una forma horizontal, lo que es garantía de calidad, porque el documento será rico en matices y visiones, y de continuidad, dando certezas y seguridad a pacientes, profesionales y familias", ha añadido Repollés.

La dirección general de Gobierno Abierto e Innovación Social es la encargada de organizar y articular todo el proceso de participación. “En Aragón, las cosas importantes las hacemos entre todos. El Plan de Salud Mental por su naturaleza es un ejemplo perfecto de cómo las políticas públicas diseñadas por múltiples voces y actores son, no solo más plurales, sino también mejores, más empáticas y más eficaces”, ha explicado Raúl Oliván, director general de Gobierno Abierto e Innovación Social. En la misma línea, ha añadido que “la democracia deliberativa forma parte ya del ADN político aragonés, lo que nos permite encauzar las grandes políticas públicas hacia el consenso y el entendimiento”.

Los objetivos de este proceso de participación son:

El nuevo plan de Salud Mental seguirá avanzando en aquellas estrategias dirigidas a prevenir las consecuencias del agravamiento de los trastornos mentales, con especial mención a la prevención del suicidio; a mejorar los recursos asistenciales de rehabilitación e integración de los pacientes con trastorno mental grave; y a reforzar la colaboración con otros departamentos e instituciones en la promoción de la salud mental, especialmente en la población escolar y adolescente. Todo ello con propuestas aplicables, innovadoras, mensurables, respetuosas y enfocadas a la recuperación en la comunidad.

A las dificultades siempre existentes en el ámbito asistencial de la salud mental se unen las derivadas de la situación pandémica, que afecta especialmente a colectivos más vulnerables, desencadenando o agravando procesos patológicos. A esto se le añade la Estrategia en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud aprobada por el Ministerio de Sanidad, documento guía para la aplicación de planes operativos en esta materia, a nivel nacional y autonómico.